Sin cuenta

Miro las caras de la gente caminando por la calle, parada en el bus, recostada en el parque y creo historias o trato de imaginarme su mundo (porque cada persona es un mundo y cada familia un universo). El 2016 andaba por la Av. Abancay, en el centro de Lima y me crucé con una... Leer más →

Marcas registradas

(La siguiente historia está basada en la realidad, pero ha sido modificada y el texto del personaje nunca existió; lo que busco es ayudar a concienciar, a los que la leamos, para que tengamos más cuidado con nuestras relaciones interpersonales, sobre todo con los niños). Viña del mar, Chile, enero 13 de 2018. No recuerdo... Leer más →

«Antichilenismo», la xenofobia permitida

A propósito de la goleada de Perú a Chile del último jueves, en Miami, Estados Unidos, la explosión de alegría en redes sociales degeneró, también y una vez más, en agravios a los amigos chilenos. Lo mismo ocurrió tras la eliminación de su selección y la clasificación de la nuestra a Rusia 2018 y se... Leer más →

El día que «conocí» a los Fujimori

La verdad, no conocí a todos los Fujimori, solo a Keiko y a Kenji; es más, no llegué a conocerlos bien, porque a Kenji lo traté cinco días, entre una y una hora y media diaria y con Keiko solo estuve una vez, media hora y casi ni hablé con ella. Entonces, lo que contaré... Leer más →

Winicunca: La montaña decolorada

«La ruta es dura, no respiro bien, camino con aflicción. Casi lloro como niño, pues pasa el tiempo y ando solitario, con más dificultad; doy diez pasos y debo descansar para recobrar fuerzas y voluntad. Algunos se preocupan por mí, pero les digo que quiero continuar así… tengo que hacerlo. Siento que estoy pagando casi... Leer más →

¡A la ca-mi-ta!

P.M. (plano medio) inferior. Personaje animado camina de derecha a izquierda, la cámara lo sigue en la misma dirección. La imagen me hace escapar, de sobresalto, de un inminente ronquido; esa noche fue la primera que vi esos pies (en realidad eran unas tiernas patitas) y mi corazón, que tiene más memoria que mi cerebro,... Leer más →

Con el aripo por el asa

La noche de ayer subí a un Uber; Miguel Ángel es el nombre del conductor, un fotógrafo venezolano que llegó hace un mes al país con su esposa e hija. Pero este no fue el primero al que huyeron; me contó que antes estuvieron dos meses en otro y se fueron porque no lo trataron... Leer más →

El café del sueño

El café espanta el sueño, pero en mi caso no es así. El sueño del café se me escapó hace un par de años y hoy lo atrapé en forma de blog; lo que escribo y lo que describo aquí, en textos o en imágenes, lo hago disfrutando cada sorbo de vida, propia y ajena.... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: