Octubre 25: Reevolución

Una país en llamas y no por los incendios provocados. Una nación herida, no solo por balas o perdigones o por la destrucción de propiedades públicas y privadas. Un pueblo que grita dolorido, indignado, desesperado. «Llamas», «heridas», «gritos», palabras que, en un contexto social convulsionado por la inmensa desigualdad económica y por la ineficiencia e... Leer más →

El asesino de García

El suicida no siente, piensa y mucho; pero solo piensa en él, en lo que le pasó y en lo que le pasará, piensa en cómo hacer que el asesinato de sí mismo sea efectivo, sin errores para no quedar vivo. El suicida se olvida de los demás, no analiza ni razona por quienes dejará.... Leer más →

Esto es tele

Octubre 29: Desconcierto en los competidores: los productores eligen los integrantes de sus equipos para la etapa final del programa y sus capitanes reclaman, porque ellos quieren decidir ya que, insisten, son los que compiten. La costumbre se hace vicio y, cuando nos desintoxicamos, vemos con claridad todo lo que no pudimos por estar inmersos... Leer más →

Sí, Alan, fuimos imbéciles

«¡Demuéstrenlo, pues, imbéciles!» fue lo que exclamó el dos veces presidente de Perú, Alan García Pérez, siendo la frase que reveló su desesperación, tal vez por darse cuenta que no todas sus fechorías estaban bien ocultas, tanto así que, seguro al verse acorralado, solicitó asilo diplomático al gobierno de Uruguay. Pero, aprovechando tal actitud de... Leer más →

«Antichilenismo», la xenofobia permitida

A propósito de la goleada de Perú a Chile del último jueves, en Miami, Estados Unidos, la explosión de alegría en redes sociales degeneró, también y una vez más, en agravios a los amigos chilenos. Lo mismo ocurrió tras la eliminación de su selección y la clasificación de la nuestra a Rusia 2018 y se... Leer más →

El día que «conocí» a los Fujimori

La verdad, no conocí a todos los Fujimori, solo a Keiko y a Kenji; es más, no llegué a conocerlos bien, porque a Kenji lo traté cinco días, entre una y una hora y media diaria y con Keiko solo estuve una vez, media hora y casi ni hablé con ella. Entonces, lo que contaré... Leer más →

Con el aripo por el asa

La noche de ayer subí a un Uber; Miguel Ángel es el nombre del conductor, un fotógrafo venezolano que llegó hace un mes al país con su esposa e hija. Pero este no fue el primero al que huyeron; me contó que antes estuvieron dos meses en otro y se fueron porque no lo trataron... Leer más →

El café del sueño

El café espanta el sueño, pero en mi caso no es así. El sueño del café se me escapó hace un par de años y hoy lo atrapé en forma de blog; lo que escribo y lo que describo aquí, en textos o en imágenes, lo hago disfrutando cada sorbo de vida, propia y ajena.... Leer más →

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: