Esto es tele

Octubre 29: Desconcierto en los competidores: los productores eligen los integrantes de sus equipos para la etapa final del programa y sus capitanes reclaman, porque ellos quieren decidir ya que, insisten, son los que compiten.

La costumbre se hace vicio y, cuando nos desintoxicamos, vemos con claridad todo lo que no pudimos por estar inmersos en él. Eso me pasó al vivir fuera de Perú, me desintoxiqué (desacostumbré) de nuestra televisión y hoy acepto, de forma consciente, que no cambiamos desde hace muchos años. Pero, hay casos excepcionales y Esto es guerra es uno de ellos.

Octubre 29: Es increíble. El productor de los Retadores elige a Rosángela y Rafael (sus archirrivales) y la protesta de sus jugadores se siente hasta en la piel. Ira, decepción, tensión; entonces empieza otro enfrentamiento, el de los productores. Peter, de los Guerreros, intenta imponer el peso de su cargo, mientras que José Luis, de los Retadores, argumenta que todo es parte de su estrategia. A los «Leones y Cobras» los han herido, pero los «Rojiverdes» son los que declaran una guerra más: contra su productor.

Yo no «consumía» Esto es guerra, era un «insumo» que no satisfacía mi necesidad televisiva; pese a eso, debía conocer los porqué de las críticas y hace años lo «probé». La basura no me gusta y era evidente que ellos sabían lo que estaban ofreciendo.

Octubre 31: ¡No lo pueden creer! Rafael está a punto de ser elegido uno de los dos capitanes; la angustia y el nerviosismo entre los Retadores iban en aumento, hasta que José Luis da la estocada final: le entrega la segunda banda al exguerrero, generando gritos de impotencia entre sus jugadores.

En 2015 la gente, hastiada por la toxicidad de lo que denominaron «televisión basura», sobre todo por los mal llamados programas «reality», los faranduleros y hasta los noticiarios, realizaron marchas en contra de aquella; una llegó a Latina Televisión, donde entregaron un manifiesto y el entonces gerente de Información, Augusto Álvarez Rodrich (@alvarezrodrich), decidió subir a la azotea, para mostrar que lo recibió; yo lo acompañé, junto a otras personas y fuimos atacados con piedras lanzadas por algunos de los protestantes.

Hoy, los mismos productores de Esto es Guerra botaron la basura; ya no vemos juegos «calentones», sino de resistencia; los bloques en los que hablaban sobre los triángulos amorosos entre los Guerreros, fueron cambiados por las discusiones propias de la competencia; también dejaron de lado las acusaciones de agresión de un competidor a otra y el cierre de filas protegiendo al primero y exponiendo y denigrando a la segunda hasta en su noticiario central, estas han sido reemplazadas por la «rivalidad» entre sus conductores, donde la «piconería» y el «cinismo» de Mathías (opino que se excede en su papel) se impone a la «candidez» de María Pía y su impotencia por el favoritismo de la producción por los Guerreros.

Los juegos ahora son el atractivo del programa; hay los de habilidad, los de fuerza y los de resistencia (o una mezcla de ellos) y todos son circuitos de gran tamaño y complejidad. El programa es en vivo y las transiciones entre un competidor o un juego y otro son casi perfectas y, para lograrlo, debe existir guionización de la pauta, planificación y ejecución correctas; si sumamos a eso la dificultad de trabajar con más de 20 jóvenes (los competidores), cada uno de ellos con ansias de fama y dinero, el trabajo se hace más difícil, pero logran controlarlos al punto que los ciñen al guion. Esto evidencia que existe una cabeza inteligente que dirige a todo el equipo y que cada integrante es tan valioso que sigue las indicaciones.

Diciembre 21: ¡Ganaron los Retadores! y Rafael Cardozo tuvo mucho que ver; a pesar de las discusiones, los «Rojiverdes» demostraron que, por trabajar en equipo, ya tienen su primera estrella («¡Contra todos y contra todo!», como lo dijo María Pía).

El mejor momento de hacer un cambio es cuando se tiene éxito y una muestra de ello es que la estrategia planteada por la producción, que fue ir contra lo establecido en la estructura de los equipos, alcanzó los objetivos, no solo porque Rafael se convirtió en el capitán que condujo a los Retadores a ser los ganadores de la temporada, también porque lograron, en estas últimas 40 emisiones, generar emociones que cualquier programa de ficción debería y quisiera conseguir entre su audiencia.

Muchos seguirán pensando que Esto es guerra continua siendo un programa nocivo; y tal vez converjamos en que la mayoría de «guerreritos» no tiene ningún talento, salvo el de botar pelotitas o sacar tuerquitas; pero hoy deberían reconocer la calidad del trabajo que realiza cada una de las áreas que están involucradas en este programa de entretenimiento y que hay un líder (Peter Fajardo) que, con profesionalidad y muy buena lectura de lo que puede pasar, arriesga a superarse a sí mismo. Esto es tele y creo que es momento de parar la guerra.

190427- CORREO LOGO CO color

Fuentes: América Televisión / americatv.com.pe / HispanTV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: